Ejercicio Pilates Hipopresivo Clase

Abdominales hipopresivos desde mi experiencia

Voy a describir el efecto y los beneficios que he ido sintiendo en mi cuerpo con los abdominales hipopresivos desde mi experiencia como deportista y madre de dos hijos.

Los beneficios de la práctica son muchos y los efectos se sienten en pocas semanas tanto por fuera como por dentro, tanto física como emocionalmente. Yo, siendo profesional del deporte e instructora de Pilates, recomiendo la práctica de los hipopresivos por proporcionar efectos rápidos y eficaces.

Las mejoras físicas y estéticas se ven en pocas semanas. Estos resultados son debidos a que los abdominales hipopresivos son ejercicios que tienen muy en cuenta la postura y la respiración, consiguiendo una importante reeducación postural y una reducción del perímetro de la cintura.

En relación a la salud las mejoras se manifiestan en diferentes ámbitos.

Al trabajar principalmente la musculatura del diafragma, suelo pélvico y transverso se reducen los dolores de espalda. Asimismo previene la aparición de hernias abdominales, inguinales y discales. Y es uno de los métodos más eficaces en la recuperación post-parto.

Los hipopresivos y la recuperación postparto.

Entre los efectos más destacados, los abdominales hipopresivos producen una rehabilitación del tono muscular del suelo pélvico y la función sexual. Ayuda a una recolocación visceral que conlleva un descenso de la presión intra-abdominal, disminuyendo los síntomas de incontinencia urinaria. El efecto del fortalecimiento del abdomen es la reducción del perímetro de la cintura tan deseada después del parto entre 4 a 10 cm en dos a seis meses.

Se produce una recuperación de patrones de alineación posturales tras el trabajo de los estabilizadores de la columna que hacen que el cuerpo vuelva a sentirse recolocado, siendo un factor importante para la reducción del dolor lumbar tan frecuente después del parto.

Otro punto a destacar es la mejora de la diástasis abdominal. La diástasis de rectos es la separación de los cuadraditos del abdomen. Esto sucede durante el embarazo debido al aumento de volumen. Al dar a luz se suele recuperar pero en demasiadas ocasiones el tejido no logra volver a su estado inicial. Esto implica una molestia estética y un problema de salud. La fuerte acción postural y respiración ejerce un alargamiento en nuestra columna volviendo poco a poco a que esa musculatura vuelva a hacer la función de corsé.